Hummus si! pero no uno cualquiera, asando las zanahorias a fuego lento hasta que tengan la textura perfecta y con la mezcla justa de ingredientes queda un suntuosa mezcla, que sobre una tosta de pan con nueces hace que sea la mezcla especial, y con el crujir del rabanillo hace una experiencia inolvidable